Señal en vivo

0:00
/

Fue la semana pasada cuando el excomandante en jefe del Ejército Óscar Izurieta Ferrer, vivió la intensa interrogación hecha por la magistrada Romy Rutherford. En el escrito presentado por la ministra en visita de 755 páginas, se expuso que “admitió haber usado recursos provenientes de gastos reservados para fines distintos de los permitidos por ley”.

En su testimonio el militar admitió que el destino de algunos de estos fondos estuvieron destinados para cubrir los gastos de Pinochet y su familia, afirmando que el exgeneral "gastaba mucha plata", esto tras su al país, luego de estar detenido en Londres, ya que "generaba muchos gastos" porque se trataba de un general "que había que cuidar", por lo que tenía a su disposición médicos, enfermeros y escoltas. Ante esto Izurieta argumentó que "todo estaba amparado en el decreto supremo que avala custodiar a los excomandantes en jefe". Reconoció además que en algunas ocasiones Lucia Hiriart, "lo llamaba solicitando alguna ayuda económica" y admitió que el hecho se repitió en dos oportunidades y que cada vez se entregó un monto de $1.000.000.

Los recursos también estuvieron destinados para cubrir regalos injustificados, actividades con editores y periodistas de medios de comunicación. Finalmente, Rutherford luego del interrogatorio, informó el lunes que se someterá a proceso y además ordenó prisión preventiva para el exuniformado, aunque durante esta jornada la defensa solicitó libertad bajo fianza, petición que la magistrada aún no define si aceptar o negar.

#ChileTeEscucha

La mañana de este domingo, el diputado Hugo Gutiérrez encaró a un grupo de militares que se encontraban en el Liceo Elena Duvauchelle Cabezón, debido a presuntos malos tratos por parte de los funcionarios hacia los votantes.

Según Gutiérrez, los miembros del Ejército de Chile, se encontraban gritando, en la entrada del colegio, a los electores presentes, lo que no le pareció correcto pues los militares “tienen que comportarse a la altura de la circunstancia, porque no es el momento de tratar a la gente como si estuviese en un regimiento”, declaró.

El funcionario, además, mencionó que la jornada debe llevarse a cabo de la mejor forma posible, puesto que “tuvieron que pasar 30 años para llegar a esta instancia donde el pueblo decida qué tipo de constitución quieren”.

Un proyecto de