Señal en vivo

0:00
/

La guerra entre Ucrania y Rusia genero una crisis alimentaria global la que podría provocar “millones de muertos”, dado que expone a la población más vulnerable a enfermedades infecciosas.

El director ejecutivo del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, Peter Sands, señaló en la reunión de ministros de Salud del G20, que la escasez de alimentos implica que muchas personas mueran de hambre, pero que además se debilitarán debido a la desnutrición.

“Ya comenzó la próxima crisis sanitaria. No se trata de un nuevo patógeno sino del hecho de que las personas mal nutridas son más vulnerables a las enfermedades existentes”, indicó Sands, en la cita que se llevó a cabo en la ciudad de Yogyakarta, Indonesia.

Además, comentó que los gobiernos deberían intentar reducir el impacto de la crisis alimentaria priorizando la atención primaria, los cuidados en aldeas y comunidades.

“Los hospitales son importantes, pero cuando se enfrenta este tipo de desafíos lo más importante es la atención primaria”, agregó.

Cabe destacar que este viernes, Alemania acoge una conferencia internacional sobre la crisis alimentaria en el que participará el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Antony Blinken.

El expresidente ruso y actual vicepresidente del Consejo de Seguridad de Rusia, Dimitri Medvédev, opinó que dentro de dos años Ucrania podría dejar de existir.

En un mensaje publicado en Telegram, Medvédev preguntó “¿Quién dice que Ucrania todavía existirá en los mapas en dos años?”.

Dicho comentario se dio ante la noticia de que Kiev intenta asegurar el suministro de Gas Natural Licuados, para el próximo invierno, con un préstamo de Estados Unidos. Deuda que se deberá pagar en dos años.

OTAN: Ucrania necesita armas

Respecto al conflicto entre Rusia y Ucrania, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, indicó que las potencias accidentales deberían enviar más armas pesadas a Kiev. “Dependen absolutamente de ello para poder hacer frente a la brutal invasión rusa”, indicó.

Respecto a esto, el mandatario ucraniano Volodímir Zelenski reiteró hace un par de semanas el llamado a la entrega de armamento pesado. También criticó a algunos mandatarios que no han enviado armas.

Ya van cien días desde que inició el conflicto entre Rusia y Ucrania, guerra que desestabilizó al continente europeo y alteró el mundo y la economía. Hace solo unos días, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, aseguró que las tropas rusas mantienen el control en el 20% de su territorio.

Según datos de la ONU, van al menos 4.000 civiles muertos en Ucrania y otros 4.735 resultaros heridos. Entre ellos se confirmó que hay al menos 995 mujeres y 261 niños. UNICEF confirmó esta última cifra y además indicó que 415 resultaron en el conflicto.

Otra cifra a destacar, hay 6,8 millones refugiados, donde casi 4 millones se encuentran en Polonia, 1 millón en Rumanía y Eslovaquia, 444.000 en Hungría y Moldavia 472.000.

Cien días y son 13.073 casos de posibles crímenes de guerra por parte de tropas rusas que se encuentran en estudio. Respecto a esto se juzgaron a tres soldados, uno de ellos fue condenado a cadena perpetua.

Efectos a la economía tras cien días de guerra

Según indica el Banco Mundial, la economía de Rusia caerá 11,2% producto de este conflicto, las exportaciones un 30,9% y las importaciones un 35,2%. Se pronostica además que la inflación será de un 22%.

Mientras que en Ucrania el PIB caerá 45,1%, las exportaciones bajaran un 80% y las importaciones un 70%. Respecto a la inflación, se disparará un 15% y su deuda alcanzará un 90,7%.

Cabe destacar que según un informe de la Escuela de Economía de Kiev, a Ucrania le costaría cerca de 568.000 millones de euros la reconstrucción, eso si la guerra terminara hoy. Este monto podría aumentar una vez que se prolongue el conflicto.

Recordar que este conflicto armado comenzó el 24 de febrero. Días antes, Rusia reconoció las repúblicas de Lugansk y Donetsk.

El periodista francés Frédéric Leclerc Imhoff de 32 años, murió este lunes en Luhansk tras un ataque de las tropas rusas. El corresponsal trabajaba para el Canal francés BFMTV y se encontraba cubriendo el conflicto entre Rusia y Ucrania.

El jefe de la administración militar, Serhiy Haidai, indicó que “hoy nuestros vehículos de evacuación iban a recoger a diez personas de la zona y quedó bajo fuego enemigo. Rastros de metralla perforaron el blindaje y el periodista francés acreditado resultó mortalmente herido en el cuello”.

Durante la jornada, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se refirió a la muerte del periodista. “Comparto la pena de la familia, de los seres queridos y de los colegas”.

Agregó además que “a aquellos y aquellas que garantizan sobre el escenario la difícil misión de informar, les vuelvo a mostrar mi apoyo incondicional”.

Organismos internacionales ya trabajan para determinar en específico cómo se produjo la muerte de este periodista fránces.

Durante las últimas 24 horas, la policía ucraniana reportó al menos 58 inmuebles destruidos tras un bombardeo ruso, en la región de Donetsk.

Según información de la policía, el ataque fue realizado desde aviones, tanques, artillería pesada y lanzacohetes múltiples Grad.

“En un día, los rusos destruyeron 58 bienes civiles en la región de Donetsk. Los ocupantes dispararon contra doce localidades. Hay muertos y heridos”, señalaron las autoridades.

“Más de 40 edificios residenciales, un colegio, una escuela de música, un instituto, empresas e instalaciones de infraestructura crítica fueron destruidos”, agregaron en el comunicado difundido en Telegram.

A su vez, Volodímir Zelenski ha recordado que se han intensificado los ataques rusos en tierras ucranianas, luego de que el Donbás quedara "completamente destruido".

Durante este jueves, el Gobierno de Rusia anunció la prohibición de entrada al primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, de manera permanente.

Desde Moscú, publicaron una lista que incluye a 592 ciudadanos canadienses, donde se encuentra Trudeau y otros personajes políticos de Canadá, como la ministra de Asuntos Exteriores, Mélanie Joly; la ministra de Defensa, Anita Anand; o el ministro de Justicia, David Lametti.

Según lo expresado por Rusia, expresaron que es necesario mantener relaciones "respetuosas de buena vecindad", enfatizando que las sanciones se han tomado "de manera involuntaria" y "exclusivamente como respuesta a las acciones hostiles de los líderes canadienses".

El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, detalló que el país "busca relaciones mutuamente respetuosas y de buena vecindad con el pueblo canadiense. Pedimos a las autoridades de Ottawa que abandonen el rumbo ‘rusofóbico’ que priva al país de la independencia en política exterior y no cumple con sus intereses nacionales”.

La prohibición de Trudeau y los ciudadanos canadienses al país euroasiático, se anuncian luego de que este miércoles, Canadá anunciara nuevas sanciones contra Rusia, contra 203 personas acusadas de "complicidad" por el intento de anexión de los territorios separatistas ucranianos de Donetsk y Lugansk.

Entre las personas sancionadas, se encuentran once altos funcionarios y 192 miembros de los consejos de los territorios mencionados.

Después de varios días desaparecido y sin contacto con su familia y colegas, el periodista chileno, Gonzalo Lira, reapareció este viernes en una transmisión con Alex Christoforou, en el canal de Youtube del medio The Duran.

Ayer jueves, se esparció el rumor de que el comunicador había muerto, pero en la entrevista aclaró que fue detenido por el servicio secreto ucraniano y que no podrá abandonar la ciudad de Járkov, luego de que las autoridades no se lo permitieran.

“Todo lo que se publicó en (mi) Youtube, cuenta de Twitter y canal de Telegram después del 15 de abril no lo consideren, no fui yo. No tengo acceso y todavía no lo tengo”, indicó el periodista.

“No tengo mi celular, ni acceso a mi correo electrónico. Me hice uno nuevo y así contacté a mi familia, personas cercanas, y les digo que estoy bien”,  agregando que “Estoy bien. Físicamente estoy bien. No tengo nada que decir públicamente más que estoy bien y gracias por la preocupación”, comentó.

La desaparición del periodista fue reportada luego de que en su twitter publicara "¿Quieres saber la verdad del régimen de Zelenski? Googlea estos nombres", añadiendo nombres desaparecidas supuestamente por el gobierno ucraniano.

 

La familia y colegas del periodista chileno, Gonzalo Lira, reportaron su desaparición en la ciudad de Kharkiv, Ucrania, luego de que hayan perdido el contacto con él hace tres días.

El comunicador tenía una entrevista este 17 de abril en el programa británico MOATS de George Galloway, sin embargo, Lira no se presentó en el programa, y el presentador confirmó que no ha tenido contacto con él.

“Que Dios salve la vida de Gonzalo Lira, de quien no hemos sabido desde el viernes (15 de abril), desde que acordamos tener esta conversación en este show”, dijo Galloway al comenzar el programa.

Gonzalo Lira está desaparecido desde el 17 de abril, día que publicó un tweet comentando: “¿Quieres saber la verdad sobre el régimen de Zelensky? Googlea estos nombres: Vlodimir Struk, Denis Kirev, Mijail y Aleksander Kononovich, Néstor Shufrych, Yan Taksyur, Dmitri Djangirov y Elena Berezhnaya”, agregando que "si no has tenido noticias mías en 12 horas o más, pon mi nombre en esta lista”.

Según lo informado por CNN, la Cancillería Chilena está comunicándose con el extranjero para recabar más detalles con respecto a la desaparición del periodista.

Maksym Marchenko, gobernador de Odesa, ciudad ucraniana ubicada a orillas del Mar Negro, aseguró que las fuerzas alcanzaron el buque insignia de la flota rusa con dos proyectiles y causaron “daños graves”.

Sin embargo, desde el Kremlin indicaron que la embarcación sufrió daños, pero descartan completamente el ataque y explicaron que a raíz de un incendio, que aún no se conoce la causa, una serie de municiones a bordo explotaron. Debido a esto, tripulación que bordea las 500 personas tuvieron que abandonar el navío. “El foco del incendio en Moskva está localizado. No hay fuego abierto. Se han detenido las explosiones de municiones”, señaló el Ministerio de Defensa de Rusia, dirigido por Serguéi Shoigú, mediante un comunicado.

Desde el departamento de Defensa además agregaron que el “barco mantiene su flotabilidad y el “armamento principal de misiles no resultó dañado”.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin se reunió en las últimas horas con su homólogo bielorruso, Alexandr Lukashenco y tras la cita, aseguró que "lo que pasa en Ucrania es una tragedia, pero no teníamos otra opción. Fue la decisión correcta".

En la rueda de prensa, el jefe del Kremlin insistió que el principal objetivo ha sido "ayudar a la gente del Donbass, que reconocimos y que nos vimos obligados a defender", reiterando que los objetivos de la operación militar especial son "absolutamente claros" y "nobles", luego que las autoridades de Kiev, empujadas por Occidente, se negaron a cumplir con los Acuerdos de Minsk, según acusó.

El mandatario ruso aseguró que todo va según lo planeado y que la duración de la campaña, dependerá de la intensidad de los combates. "Muchos dicen que Estados Unidos está dispuesto a luchar con Rusia hasta el último ucraniano. Lo dicen allí y aquí. En realidad, así es. Ahí está la quinta esencia de lo que está ocurriendo", señaló.

Sobre las matanzas ocurridas en la ciudad Ucraniana de Bucha, Vladímir Putin, enfatizó que todo se trata de una "falsificación". "Primero se escenificó el uso de armas químicas por el Gobierno de el presidente sirio, Bachar Al Asad. Luego resultó que era una falsificación. Igual de falso es Bucha", aseguró.

 

En la jornada de este lunes, el grupo de extrema derecha dependiente del Ministerio del Interior de Ucrania, Batallón Azov, acusó a Rusia de atacar con armas químicas a la ciudad portuaria de Mariupol.

“Las fuerzas de ocupación rusas han utilizado una sustancia venenosa de origen desconocido contra militares y civiles ucranianos en la ciudad de Mariupol, que fue lanzada desde un dron enemigo”, acusó el grupo según la agencia ucraniana UNIAN.

Además, la presidenta de la Comisión Parlamentaria de Integración de Ucrania en la Unión Europea, Ivanna Klympush, también acusó a las tropas rusas de utilizar 2una sustancia desconocida en Mariupol. Las víctimas experimentaron fallas respiratorias. Lo más probable es que se trate de armas químicas. Esta es la línea roja más allá de la cual el mundo debe destruir la economía del despotismo”.

Por parte de occidente, las potencias anunciaron que investigarán si las tropas utilizaron ese tipo de arsenal. El Pentágono informó que “estamos al tanto de los informes que afirman que las fuerzas rusas desplegaron una posible munición química en Mariupol, Ucrania. No podemos confirmarlo en este momento y seguiremos vigilando la situación de cerca”.

En el comunicado, agregaron que “Estas informaciones, de ser ciertas, son muy preocupantes y reflejan las inquietudes que hemos tenido sobre la posibilidad de que Rusia utilice diversos agentes antidisturbios, incluido el gas lacrimógeno mezclado con agentes químicos, en Ucrania”, expresó el organismo estadounidense.

Por parte de la canciller británica, Liz Truss, expresó: “Se informa de que las fuerzas rusas podrían haber utilizado agentes químicos en un ataque contra la población de Mariupol. Estamos trabajando urgentemente con nuestros socios para verificar los detalles. Cualquier uso de este tipo de armas sería una escalada insensible en este conflicto y haremos que Putin y su régimen rindan cuentas”, dijo en sus redes sociales.

El Gobierno de Ucrania informó sobre un aumento del nivel de contaminación radioactiva en la antigua planta nuclear de Chernobyl, la que fue ocupada por tropas rusas hasta el 31 de marzo.

Según información del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), la radiación sigue dentro de los límites habituales y se comunicó que el gobierno ucraniano está restableciendo el control de la seguridad nuclear y radiológica en la zona.

El informe entregado por el gobierno a la OIEA, se establece que hubo un "aumento del nivel de contaminación radiactiva (...) debido al incumplimiento de los requisitos de seguridad radiológica y de los estrictos procedimientos de acceso".

A pesar del control ucraniano, las autoridades no han podido restablecer equipos como los sensores de radiación debido a la falta de personal, lo que podría "provocar el fallo de otros sistemas y componentes importantes para la seguridad", señaló el OIEA en un comunicado.

El director de la OIEA, Mariano Grossi, enfatizó en que se envíen expertos a Chernobyl lo antes posible.