Señal en vivo

0:00
/

La Organización Mundial de la Salud (OMS, notificó la presencia de 228 casos de hepatitis aguda infantil de "origen desconocido" a nivel mundial, el que se ha registrado con más fuerza en el continente europeo.

Respecto a esta situación, el portavoz del organismo internacional, Tarik Jasarevic, señaló que se están investigando otros 50 casos por sospechas. En esa misma línea, indicó que las regiones afectadas por esta hepatitis, son: Europa, América, Asia-Pacífico y Asia Meridional.

Los casos de esta afección se han presentado entre niños de un mes y 16 años. En la mayoría de ellos, no se presentó un cuadro de fiebre.

Cabe recordar que Indonesia confirmó el fin de semana que ya registran tres muertes a raíz de esta hepatitis aguda infantil, donde las víctimas presentaron síntomas como náuseas, vómitos, diarrea, ictericidia (coloración amarillenta de la piel y/o mucosa), fiebre y convulsiones.

Durante este fin de semana las autoridades locales de Indonesia en el continente asiático, confirmaron la muerte de tres niños a raíz de la hepatitis aguda infantil de origen desconocido que se hizo conocida tras la notificación de la Organización Mundial de la Salud.

El deceso de los infantes ocurrió hace dos semanas en la localidad de Yakarta, luego de presentar síntomas como náuseas, vómitos, diarrea, ictericidia (coloración amarillenta de la piel y/o mucosa), fiebre y convulsiones. A través de las redes sociales, las autoridades de salud indicaron que "el público debe estar alerta después de la muerte de tres pacientes infantiles con hepatitis aguda".

Cabe recordar que el pasado 15 de abril, la Organización Mundial de la Salud emitió una alerta tras la aparición de un brote de hepatitis aguda de origen desconocido en el Reino Unido e Irlanda del Norte, que ha afectado a los más pequeños.

Respecto al posible origen del brote, la hipótesis que se maneja es que el Adenovirus y el Coronavirus de tipo 2 juegan "un papel potencial en la patología de estos casos". Pese a lo anterior, indican que "es necesario investigar a fondo otros factores infecciones y no infecciosos para evaluar adecuadamente el riesgo".