Señal en vivo

0:00
/

Frente al anuncio de Finlandia que confirmó oficialmente su petición para su ingreso en la OTAN, Rusia advirtió este lunes que su seguridad no se fortalecerá con su adhesión. Mismo mensaje se extiende a Suecia tras también manifestar su intención de ingreso.

El viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, declaró en las agencias que “es completamente evidente que, como resultado de esa decisión, la seguridad de Suecia y Finlandia no se fortalecerá”.

Además, indicó que “aumentará el nivel general de tensión militar y será menos predecible la situación en este ámbito”.

El domingo, el gobierno finlandés confirmó que pedirá el ingreso a la OTAN poniendo fin a las casi ocho décadas de no alineamiento. Por otro lado, se espera que Suecia oficialice esta jornada su solicitud de Adhesión.

Es por esto que Riabkov, enfatizó que “es un nuevo gran error con consecuencias de largo alcance” y añadió que estos países “no deben hacerse ninguna ilusión de que simplemente no resignaremos a ello”.

Hoy se cumple un mes desde que inició el conflicto entre Rusia y Ucrania, a la fecha se contabilizan cerca de 160 heridos de diversa índole y más de 100 niños fallecidos.

Frente a los reiterados ataques, el Presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, llamó a todo el mundo a manifestarse por la paz y la libertad. “Acudan desde sus oficinas, sus hogares, escuelas y universidades, vayan en nombre de la paz con símbolos ucranianos para apoyar a nuestro país”, señaló.

Cabe destacar que además durante esta jornada el Mandatario ucraniano, intervendrá por videoconferencia en la reunión de la OTAN, cumbre en el que se abordará la actual situación del conflicto y el apoyo de los países de la Alianza Atlántica.

En las primeras horas del jueves, Rusia anuncio el comienzo de una "operación militar" en contra de Ucrania. Esto fue catalogado como imprudente por parte de la OTAN y advirtió que puso en peligro "innumerables vidas".

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, destaca en un comunicado que "Condeno enérgicamente el ataque temerario y no provocado de Rusia contra Ucrania, que pone en peligro innumerables vidas civiles. Una vez más, a pesar de nuestras repetidas advertencias y de nuestros incansables esfuerzos por emprender la diplomacia, Rusia ha elegido el camino de la agresión contra un país soberano e independiente".

Además, se agregó que "Estamos con el pueblo de Ucrania en este terrible momento. La OTAN hará todo lo necesario para proteger y defender a todos los Aliados".

A las tres de la mañana de este jueves 24 de febrero, la televisión rusa emitió un mensaje que prendió todas las alarmas en el mundo. Un discurso del presidente Ruso, Vladímir Putin, en el que informaba que había "tomado la decisión de una operación militar" en contra de Ucrania. Momentos después comenzaron a recibir explosiones en los alrededores de las ciudades del país.

Pero ¿cuáles son los factores que originaron este conflicto? Este tuvo su origen en 2014, luego de que Rusia tomara a Crimea bajo control, península que estuvo bajo su poder durante un periodo de tiempo; sin embargo, en 1991, fecha en la que se dio fin a la Unión Soviética, la zona se restableció como República Autónoma de Crimea dentro de Ucrania.

Fue entonces que el 22 de febrero de 2014 cuando grupos prorrusos iniciaron manifestaciones en contra del Gobierno en Kiev (capital de Ucrania) con la intención de estrechar vínculos con Rusia, comenzaron intensas manifestaciones, concentradas principalmente en Crimea. Luego de varios días de conflictos, incluso con intervención de tropas, el 6 de marzo las autoridades de la península convocaron a un referéndum para reintegrarse oficialmente a Rusia, cosa que se llevó a cabo el 16 de ese mes. Lo mismo ocurrió con Sebastopol, una ciudad portuaria situada en Crimea, lugar que posee la principal base militar de Rusia.

Este hecho incrementó la enemistad que ya poseían ambas naciones, además Putin apoyo a dos regiones separatistas, Donetsk y Luhansk, las que reconoció como independientes hace unos días.

Aunque este no es el único factor que importa para el estallido de este conflicto, ya que, Rusia es el mayor proveedor de gas para la Unión Europea, el cual llega por medio de gasoductos que pasan por el territorio Ucraniano. Sin embargo, Rusia está en la construcción de otro gasoducto que conecta directamente con Alemania, el Nord Stream II,  proyecto que según el presidente de Ucrania, Volodomír Zelenski, sería una potente arma geopolítica.

“Hemos tomado la decisión de emprender una operación militar especial”, así el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, comunicó al país la decisión de pasar de la tensión a la acción, movilizando tropas en la frontera este de Ucrania, en las zonas de Donetsk y Lugansk.

En la conferencia Putin además indicó que “nos esforzaremos por desmilitarizar y desnazificar Ucrania. Para llevar ante la justicia a quienes han cometido numerosos y sangrientos crímenes contra la población civil”, acusándolos así de genocidio.

De todas maneras, descartó la ocupación de Ucrania, indicando que más bien apoyan el derecho de cada pueblo a la autodeterminación. Hasta el momento, el Gobierno Ucraniano mencionó que más de 40 soldados murieron en los ataques aéreos del ejército ruso y que por el momento se ha enfocado en aeródromos y bases militares en todo el territorio.

Según información internacional, una serie de explosiones se han sentido en Kiev, Járkiv y Odesa.

Tras el reconocimiento de Donetsk y Lugansk por parte de Rusia, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, condenó el hecho y señaló que es un acto que "erosiona los esfuerzos" para solucionar el conflicto con Ucrania.

"Moscú continúa alimentando el conflicto en el este de Ucrania proporcionando apoyo financiero y militar a los separatistas", comentó Stoltenberg y aseguró que "Donetsk y Lugansk son parte de Ucrania".

Y aseguró que Rusia estaría en busca de cualquier "pretexto" para la invasión de Ucrania.